Para esta aplicación efectuamos una búsqueda de materiales sintéticos suaves que no tuviesen sustancias plastificantes y cumpliesen con las normas médicas. 

Sobre todo, estos cauchos han de ser resistentes a su esterilización por medio de lavavajillas y vapor.