Desde recipientes de caucho hasta vajillas irrompibles de material sintético. Este desafío empieza con la selección de un material sintético apto para su uso con alimentos.

Seguidamente, vemos que otra exigencia es que los productos sean irrompibles y no impliquen riesgos de lesiones. Este material sintético también ha de ser resistente al lavavajillas y a las salsas con más contenido graso.